Causa Y Efecto 3 Reflexiones…

por / lunes, 28 agosto 2017 / Publicado ennoticias, Uncategorized

  Causa Y  Efecto 3

 

¿Progreso Y Civilización?
Se define progreso como el concepto que indica la acción para mejorar la condición humana. La etimología del vocablo progreso viene del nombre latino progressus que equivale a avance, ir adelante; verbo formado con el prefijo pro que significa hacia delante y el verbo gradior, grasus que significa ir, marchar
El progreso ha traído consigo la civilización del hombre, aquella civilización que postula a que el individuo posea muchos beneficios tales como un buen automóvil, una casa para el veraneo, una propiedad en la ciudad y alguna buena medicina para el ocio eso es todo; esto es lo que para la sociedad moderna de hoy es el progreso o civilización. Es que la civilización en la que hoy vivimos es una civilización egoísta, materialista, sensual, este es el progreso que se da en el placer inmediato porque busca solamente lo superficial lo material, es la civilización del dinero del buen vestir y comer, esta es la época en que se ha progresado con entretenciones que distraen al hombre de sus responsabilidades, una civilización perfectamente adaptada a las pasiones sensuales y carnales del ser humano, una civilización que de moderna y progresista solo lleva el nombre pues es tan vieja como la Sodoma y Egipto de Abraham y tan perdida como la Grecia y Roma de Nerón
En medio de esta civilización materialista, humanista y sensual debemos establecer las leyes del Reino de Dios, la civilización que Cristo delineo cuando predicó el sermón del monte y estableció los principios morales y fundamentales, una civilización en que la carne deja de tener mando y el gobierno de Dios se apodera de la voluntad del individuo, porque mientras se siga el camino del hedonismo y transgresión de lo que Dios estableció, habrá destrucción… Como un acto de sobrevivencia no defendamos más lo indefendible, ni justifiquemos lo injustificable
“Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación” (Luc 16:15)
A comienzos de los años 1900 habiendo recibido el impulso de la revolución industrial producido años antes la velocidad máxima a la que se llegaba en la mayoría de las ciudades no excedía los 20 Km/h y el edificio más grande del mundo era la torre Eiffel, no se habían descubierto aún la insulina, el plutonio, ni los antibióticos, en los años 1900 la tasa de mortandad en los países más desarrollados de América era muy alta y la mayoría de las personas moría antes de cumplir 47 años principalmente de pulmonía, gripe, tuberculosis y en algunos casos de diarrea; el 90% de los médicos no tenían estudios universitarios sino que asistían a colegios de medicina muchos de los cuales se consideraban que eran de baja calidad y solo el 6% de la población general había cursado estudios secundarios, el 95% de los partos se realizaban en los hogares y solo el 8% de las viviendas tenía teléfono, la marihuana, la heroína y la morfina se podían comprar sin recetas en las farmacias, todo esto nos lleva a reflexionar en lo mucho que hemos progresado desde comienzo del siglo pasado, a no ser que nuestro criterio sea la moral en vez de la ciencia, porque si se trata del desarrollo moral y no sólo intelectual o de las relaciones humanas y no sexuales entonces realmente no hemos progresado nada, es más, el mundo va de mal en peor, en vez de practicar la moderación se ha abusado de la práctica de la medicina y de las investiduras parlamentarias para la creación de leyes inmorales; este es el origen de los dramas humanos que han provocado el holocausto de la soberbia racial, el fratricidio de las guerras mundiales y las limpiezas étnicas sin cuartel, la esclavitud moderna de la inmoralidad y particularmente de los designios de los pensamientos, el infanticidio que es el aborto por conveniencia… dejemos de practicar el suicidio y aborto moral, y definamos realmente lo que es el progreso arrepintiéndonos de toda soberbia… ¡esto es progreso y civilización!

Deja un comentario

SUBIR